En los medios | Prensa

¿Pegamento en la máscara de Tutankhamón?

Ene 2015 | 5 Comentarios

mascara_nacho-aresLa noticia del empleo de pegamento convencional en la restauración de la máscara de Tutankhamón ha dado la vuelta al mundo. ¿Qué hay de cierto en este sorprendente titular? ¿Es verdad que se ha usado “superglue” para pegar la barbilla rota del rostro de Tutankhamón? En este corte del programa Hoy por Hoy de la cadena SER, junto a Gemma Nierga, podrás aclarar todos estos interrogantes. En esta foto tomada por Harry Burton en la década de 1920 al poco de descubrir la máscara sobre la momia del Faraón Niño, vemos que no tiene barba…¿alguien se había fijado antes? También podemos ver aquí una fotografía de cómo estaba la máscara antes y después de la retauración. Hay algunos comentarios que han querido ver que se mascara_bef_aft_nacho-arestrata de dos máscaras diferentes, pero no. La foto superior de la imagen de la derecha, hecha por mí, es un detalle de una foto de perfil de la máscara tomada hace pocos meses en el Museo de El Cairo. He de decir que los restauradores que trabajan en el laboratorio de restauración del Museo son auténticos profesionales por lo que dudo que este trabajo se haya realizado en él. Tiene todo el marchamo de ser una reparación apresurada realizada por una persona no experta después de haber arrancado la barbilla de la máscara de forma accidental. Al parecer la máscara se tocó cuando se retiró hace unos meses, ¿agosto 2014? la vitrina que la protege para arreglar las luces que la iluminan. Este apéndice, como vemos en las fotos de Burton ya estaba desprendido hace 90 años, así que tampoco se puede decir que se haya “roto”, sino que alguien la despegó no sabemos en qué circunstancias. Es un error monstruoso, pero desde luego es reversible. Expertos alemanes han señalado que se puede disolver el pegamento y volver a dejar la pieza como estaba.
mascara03_nacho-aresPocos saben que la máscara se exhibía con la barba separada hasta el año 1941. En esta fotografía antigua se ve la pieza dentro de la antigua vitrina y, al pie, la barba erguida, separada. Así apareció en la tumba cuando Howard Carter descubrió la momia en el ataúd de oro en la tumba del Faraón Niño. Como decía más arriba, las fotografías de Harry Burton ya mostraban la máscara sin la barba. Pero con esta fotografía sacada de mi archivo personal me he dado cuenta de que, en efecto, la barba estaba separada en la primitva exposición del tesoro del Faraón Niño. En la actualidad la “avería” es más aparatosa a simple vista. El problema no es tanto que se haya usado pegamento sino que se ha colocado mal. La barbilla está torcida a la izquierda del rey, perdiéndose la simetría que antaño marcaba la máscara.

5 Comentarios

  1. Ana Martínez Gamella

    Buenas tardes Nacho.Cuando estuve en Egipto me dijo un guía egipcio y posteriormente lo leí un libro de un escritor llamado Ahmed Osman,la barba significaba que el faraón había muerto.Si no tenía barba en las representaciones,significa que aún vivía.Un saludo

  2. Alberto

    Me alegra enormemente el saber que el problema va a poder ser solucionado. Por otra parte ¿Sabes si la máscara originalmente contaba con algun tipo de sistema mediante el cual, la barbita iba unida a ella?

  3. Nacho Ares

    La verdad es que lo desconozco. Seguramente iría pegada con algún tipo de adhesivo natural que se secó con el paso del tiempo y cuando abrieron el ataúd apareció caída y luego fue recolocada.

  4. Nacho Ares

    La barba es un símbolo osiríaco, pero también de poder. Muchos reyes lo llevaban en imágenes en donde aparecen vivos todavía.

  5. Simón

    La barba “FALSA” a parte de ser un simbolo osiríaco y de poder como correctamente ha dicho Nacho,es a parte uno de los simbolos faraónicos junto con los cetros Nejej y Heka (y tambien el cetro Sejem)o el nemes con las diosas Uadyet y Nejbet y por lo que yo tengo leido nunca se ha asociado la barba a la muerte.Saludos

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento, para fines analíticos, para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos.    Ver Política de cookies
Privacidad