LA PRINCESA DE ÉBOLI

Mi fascinanción por la princesa de Éboli nace hace más de 15 años. En 2005 publiqué la biografía Éboli, secretos de la vida de Ana de Mendoza, y en 2009 la novela El retrato, en la que ella es uno de los protagonistas. Este personaje del reinado de Felipe II me ha servido de escape a mi “obsesión” egiptológica. Lo poco que se sabe de doña Ana y la cantidad de enigmas históricos con que cuenta, lo convierten en uno de mis personajes preferidos de la Historia. Doña Ana de Mendoza (1540-1592) fue la esposa de Ruy Gómez de Silva, el mejor secretario de Felipe II. Nacida en el seno de una de las mejores familias de la época, después de alcanzar las cotas más altas del reconocimiento social, de pronto se vio eclipsada y oscurecida por los caprichosos designios de un rey, Felipe II, absolutamente desorientado, amoral y negligente. En esta galería de retratos de la princesa de Éboli presento algunos de los más conocidos y varios de los atribuidos. Incluso su propia imagen, con ese parche tan característico, se ha convertido en todo un misterio. Podéis encontrar más datos de la princesa de Éboli en mi página dedicada a ella www.princesadeeboli.com.