SER HISTORIA

Ser Historia 701
Gullón y Aguilar 22-5-2022

May 2022 | 0 Comentarios

Ser Historia viaja a Aguilar de Campoo (Palencia) invitado por galletas Gullón que cumple 130 años y lo hacemos desde el monasterio de Santa María la Real, sede de la fundación homónima dedicada al estudio del románico y el gótico. Comenzamos el programa con el cronovisor dedicado a la figura de Pedro del Carpio, un personaje medieval absolutamente mágico que nos acerca a descubrir la realidad de esta tierra. Junto a Jesús Callejo nos acompaña en este primer viaje César del Valle, coordinador del Centro Rom de Santa María la Real. Francisco Hevia, director corporativo de galletas Gullón nos habla de la historia de este producto tan cotidiano y entrañable. María José Ortega, alcaldesa de Aguilar de Campoo nos abre las puertas de esta increíble localidad palentina. Seguimos con Ángeles Armisén, presidenta de la diputación de Palencia y Pedro Luis Huerta, coordinador de la Enciclopedia del románico, hablando precisamente del impacto de este estilo artístico en la comarca de la Montaña Palentina. Luego contamos con José María Sadia que nos ofrece un Código Románico Live en el que nos adentramos en la historia del algunas joyas de este estilo. Después José Francisco Sanz Requena, astrofísico y encargado de ilustrarnos cada pocas semanas con su sección el Blues de la Ciencia nos acerca uno de los temas más curiosos relacionados con el románico, su orientación astronómica. Acabamos el programa con Alberto Corada, historiador quien nos pone el colofón a este completo programa de SER Historia hablándonos de la importancia de esta localidad.

¡COMPÁRTELO!

EL CRONOVISOR

Bernardo del Carpio

La figura de Bernardo del Carpio, a caballo entre la historia y la leyenda, no pasaría desapercibida en las tradiciones de cualquier país europeo. Sin embargo, estamos en España y tenemos que cargar con esa cruz. Jesús Callejo junto a César del Valle de la Fundación de Santa María la Real de Aguilar de Campoo, nos adentran en la leyenda de este personaje que cautivó incluso al emperador Carlos V.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *