KV64 EN EL VALLE DE LOS REYES

Uno de los lugares más fascinantes de Egipto es el Valle de los Reyes, en Luxor. Allí se descubrió en 1922 la tumba prácticamente intacta de Tutankhamón y allí reposaron, hasta que fueron sus tumbas saqueadas, los faraones más importantes de la historia de Egipto. Uno de los últimos descubrimientos es la KV64 perteneciente a una Cantora de Amón llamada Nehemes-Bastet, de la dinastía XXII (ca. 900 a.C.). El descubrimiento se hizo en enero de 2011, en plena revolución árabe en Egipto. Pero el equipo de la Universidad de Basilea, dirigido por Susanne Bickel, no pudo abordarlo hasta el año siguiente, 2012. Se trataba de la reutilización de una tumba de la XVIII dinastía por parte de Nehemes-Bastet. Entre los restos de la pequeña tumba aparecieron dos tapas de vasos canopos de la XVIII dinastía y los restos de la momia de una mujer llamada “Hija de la Luna”, junto a uno de los muros de la cámara. Lo más singular se descubriría poco después en una habitación anexa. Allí había decenas de restos humanos saqueados ya en la Antigüedad. En 2014 se dio a conocer que se trataba de una suerte de escondite real de momias en donde había restos de príncipes de Amenofis III de los que no se tenía noticia alguna.

← Anterior Galería
Siguiente Galería →