Muchos de ellos tenían cabeza de animal, pero en realidad no se adoraba al animal sino a la fuerza de la naturaleza que se manifestaba a través de ellos. Desconocemos el origen y sentido que tenían muchos, pero nos siguen fascinando. Los dioses del antiguo Egipto representan uno de los mayores enigmas del antiguo Egipto. En este vídeo te planteo algunas propuestas. https://nachoares.com